Tel: 54 11 4833-3982  |  info@infovenas.com.ar

    Preguntas más frecuentes respondidas

    Las várices son el resultado de la debilidad de la pared venosa, que muchas veces es hereditaria.

    Esta debilidad causa la distensión de la pared venosa y secundariamente la incompetencia del sistema valvular que es el que impide el reflujo de la sangre.
    Cuando se detecta tardíamente, la insuficiencia valvular, es a veces difícil saber si es adquirida o congénita.

    Un reflujo venoso se establece, por acción de la fuerza de gravedad, y se produce la distensión de las paredes venosas, la que progresivamente se va agravando. El embarazo, especialmente los repetitivos, el exceso de peso y la inactividad (el sedentarismo), llevan a un mayor agravamiento de esta situación.
    Los llamados países del Tercer Mundo, tienen la menor incidencia de enfermedades venosas ( v.g.: Nueva Guinea menos de un 1%), mientras que los países europeos y del continente americano, tienen una alta incidencia de enfermedades venosas ( 10 a 25%) de su población.

    La existencia de debilidad valvular, suele ser detectada cuando las várices ya son manifiestas. Un estudio realizado en Alemania, demuestra que a aquellos pacientes a los que se le realizó una flujometría ultrasónica bidireccional venosa, en un momento previo de su vida, en el que sólo se le detectó una incompetencia valvular, sin alargamiento ni dilatación de la pared venosa, alrededor de 12 a 14 años más tarde, presentaron várices!

    Cualquier cosa que bloquée el retorno de flujo de sangre desde las piernas al corazón ejercerá presión sobre esas venas. Las venas son estructuras blandas y sin las gruesas paredes musculares de las arterias y la presión provoca que se estiren y se alarguen y la sangre se acumula, en última instancia, puede acelerar el desarrollode las arañitas vasculares y várices. La historia familiar y otros factores de riesgo como los embarazos juegan un papel muy importante, así que no todo el que cruza sus piernas regularmente padecerá venas varicosas, pero si sus padres las tienen, prevenir es no tener que curar por lo tanto evite cruzar las pie.

    La gente que tiene várices o ha tenido trombosis venosas profundas, deben ser extremadamente cuidadosas durante los viajes en auto y principalmente en avión.
    La posición de sentado, la deshidratación, facilitan la formación de trombos en las venas de las piernas, por acción de la fuerza de gravedad y la ausencia de bomba muscular activa. Como medida preventiva se aconseja utilizar medias de compresión graduada, y de ser posible levantarse cada 45/60 minutos, y caminar. De no poderse, mover los pies hacia arriba y abajo. Tomar líquido.
    En los aviones la deshidratación es mayor, lo que hace a la sangre más
    viscosa.

    Personalmente sugiero el día del vuelo o viaje tomar una aspirineta, como preventivo.

    • Realice movimientos de flexión de los pies para ayudar al flujo venoso a retornar al corazón, durante varios minutos, 3 a 6 veces por hora.
    • Levantarse y caminar no es siempre posible, pero de serlo es aconsejable hacerlo.
    • Evitar pantalones y/o cinturones ajustados. Es aconsejable utilizar medias de elastocompresión graduada.
    • Para contrarrestar el efecto de la deshidratación es aconsejable, tomar abundante líquido, preferentemente agua, ya que el alcohol, por su efecto diurético, produce el efecto contrario al que deseamos.

    Las venas del sistema venoso superficial llevan el 5 al 10% de la sangre de retorno al corazón. Las várices son dilataciones de las venas, por lo que las válvulas no son eficaces en su función para evitar el reflujo, por ese motivo producen por ejemplo pesadez de piernas. Cuando las várices son eliminadas, las piernas suelen sentirse más livianas y ágiles, al mejorar la circulación. Esto porque el organismo a reencausado el retorno venoso, por el sistema venoso que es más fuerte, y soporta mucho mejor el importante caudal de retorno de sangre hacia el corazón.

    Durante el embarazo muchos factores pueden dar lugar a la aparición de várices o al agravamiento de las ya existentes: el alto nivel de la hormona femenina que permite el embarazo, relaja la capa muscular de la pared venosa, a lo que se suma el incremento del flujo venoso de retorno y el aumento de la presión abdominal. Todo esto, en especial durante el último trimestre (7o. a 9o. mes) facilitan la aparición de várices. Para prevenirlas estas son algunas sugerencias:

    1. Utilice medias de compresión graduada durante su embarazo: los primeros dos trimestres, hasta la rodilla, maternity panty el último trimestre.

    2. Drenaje postural de ambos miembros inferiores tres a cinco veces durante el día, por 10 a 15 minutos cada vez. 3. Caminar utilizando las medias indicadas y zapatos holgados.

    4. Los baños preferentemente tomarlos de noche, ya que el agua caliente dilata las venas, por lo que por la mañana puede causar desde temprano molestias y dolor.

    5. Si 2-3 meses luego de haber tenido el parto las várices persisten, consultar a un especialista en Flebología, para su tratamiento radical.

    Sí, no existe ninguna contraindicación médica para no hacerlo. Sólo hay que saber que pueden quedar hematomas.

    No, no las hay, incluso puede practicar deportes.

    Los diferentes tratamientos, sacan las venas enfermas definitivamente, por lo que no vuelven a aparecer una vez completado el mismo. Sin embargo, ningún procedimiento puede evitar la aparición de nuevas venas enfermas.

    Se trata de combinar el láser con el MICROFOAM, consiguiendo incrementar el aprovechamiento de la energía del láser hasta un 90%. Esto se debe a un fenómeno óptico de resonancia entre la hemoglobina y el microfoam. La combinación de ambos constituye la TERAPIA FOTODINÁMINICA de Varices

    Cada sesión dura aproximadamente lo que una consulta. Cada paciente es diferente del otro, por lo que el númerode sesiones depende de la severidad delcuadro. El promedio de sesiones es de 8-10, sin embargo esto es un ejemplo, ya que su caso en particular puede ser distinto. Las arañitas, los mapas venosos y las abultadas várices, desaparecerán, recuperando Usted su bienestar, y luciendo sus piernas.

    Una úlcera venosa es una solución de continuidad (lastimadura), relacionada con la enfermedad venosa crónica, y muchas veces con participación arterial y/o de enfermedades metabólicas como la diabetes. Son de evolución tórpida, con tendencia a infecciones y pueden hasta llegar a ser invalidantes, aunque más no sea temporalmente.

    Unos de los procedimientos más utilizados en la llamada cardiología moderna de tipo "intervencionista" es la Cirugía de Bypass coronario. Se puede realizar además en obstrucciones de arterias periféricas. En dicha cirugía, el cirujano utiliza una vena para "saltar" la obstrucción.

    Las arterias pueden obstruirse con el tiempo debido a la acumulación de ateromas, que son como placas grasas.
    El bypass permite mejorar el flujo sanguíneo al corazón creando una nueva ruta o derivación alrededor de una sección obstruida o dañada de la arteria brindando sangre al sector amenazado.

    En ocasiones el Cirujano emplea las venas "de la pierna" refiriéndose a la safena interna.

    Y esto es así siempre que dicha vena no esté enferma, es decir no sea una várice, pues al utilizar una vena sana, se mantiene un flujo laminar, lo que impide
    el desencadenamiento de los mecanismos de coagulación, evitándose una trombosis. Si se utilizase una várice, es decir una vena enferma, su tortuosidad, generaría el desencadenamiento de la coagulación, con los resultados imaginables.

    La operación consiste en suturar (coser) una sección de una vena de la pierna o una arteria del pecho u otra parte del cuerpo a fin de sortear la sección obstruida o dañada. El procedimiento crea una nueva ruta por la que puede fluir la sangre, para que el músculo cardíaco pueda recibir la sangre rica en oxígeno que necesita para funcionar

    La publicidad a través de los medios de comunicación, presenta suplementos milagrosos, en especial para hacerdesaparecer las desagradables arañitas, como una crema a base de castañas de indias y vitamina K.

    A fuerza de verdad, no existe nada mágico en ambos componentes que logren que dicha enfermedad venosa desaparezca, ya que no producen cambios anatómicos en las mismas. Pueden producir una disminución de la inflamación, pero las telangiectasias y várices persisten.

    Más en esta categoría: « Las Venas de las manos Arañitas »
    isologoabajo 01

    Malabia 2208 | Planta Baja
    C.A.B.A | C.P. 1425
    Tel: 54 11 4833-3982
    info@infovenas.com.ar
      

    Rosales 381 | Ramos Mejía | Pcia. de Buenos
    Tels: 4469-1759 4464-1822 3530-9609

    Aviso


    La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. "Este sitio web tiene espacios publicitarios. Los mismos son remunerativos y ayudan a financiar el sitio."

    facebookinstagram

    Copyright © 2018 Dr. Ricardo Gruz. Todos los derechos reservados. Diseño: Super Diseño Web